USANDO PIPOPET

Lo primero que tenemos que hacer es llevar a nuestro cachorrillo al lugar donde queramos que orine o defeque, por ejemplo, a nuestro inodoro Pipopet con la frecuencia que habitualmente necesita. El control voluntario de sus necesidades tendrá que esperar hasta que nuestro cachorro tenga cinco o seis meses aproximadamente.

Podemos adelantarnos a sus necesidades, y acompañarlo a nuestro inodoro, también después de que haya comido, jugado o dormido. De esta manera, conseguiremos que haga sus necesidades donde nosotros queramos.

Cuando así lo haga, le premiaremos. En esos momentos seamos muy afectivos, acariciándole  y diciéndole lo contentos que estamos e incluso añadiendo ese premio comestible que sabes que le entusiasma.

Para conseguir que durante la noche, haz que cene unas 3 horas antes de irse a la camita.

Enseñar a tu cachorro a utilizar Pipopet

Es importante tener en cuenta que los cachorros aprenden rápido, muy rápido, solo tenemos que tener un poco de paciencia con nuestros “perretes” para conseguir que finalmente hagan sus necesidades donde nosotros queramos.

La rutina es muy importante para ellos. No le castigues si no lo consigue a la primera, eso solo hará a que nos coja miedo o incluso a que responda agresivamente. Así que ya sabéis, la paciencia es la clave.

Te recordamos que en el inodoro Pipopet, además de que tu perro pueda hacer sus necesidades, se puede limpiarle y asearle.

Os dejamos un vídeo explicativo de cómo funciona nuestro inodoro-wc pipopet

USANDO PIPOPET
5 (100%) 1 vote
No hay comentarios

Escribe un comentario

Pin It on Pinterest

Share This