Incontinencia en perros

1.- ¿Qué es?

Es una disfunción que se produce cuando el animal orina de forma involuntaria. El perro es incapaz de controlar la actividad de su vejiga. Esto puede ir desde pequeñas fugas de orina ocasionales a micciones involuntarias con gran cantidad de orina.

Aunque la incontinencia urinaria puede afectar a perros de cualquier raza, edad o sexo, se diagnostica con mayor frecuencia en hembras de volumen considerable, de avanzada edad y habitualmente esterilizadas.  Doberman Pinscher , Bobtail, Springer Spaniels y  Cocker Spaniels se encuentran entre las razas donde con más frecuencia se da la incontinencia. También se ha observado en Pastores Alemanes con una lesión de médula espinal.

Pinscher

2.- Síntomas de la incontinencia urinaria en perros

El signo más frecuente es un aumento en la frecuencia miccional, lógicamente con menor cantidad de orina.

Estos escapes de orina involuntarios pueden irritar la piel y causar inflamación y enrojecimiento de la zona genital.

Otros síntomas son:

  • El lamido excesivo del área de la vulva o pene.  
  • El pelo de la zona abdominal inferior, o entre las patas traseras, constantemente mojado.
  • Puede que encontremos zonas de la casa mojadas o charcos en su zona de confort, y en su ropita de cama o en sitios poco habituales, debido a la dificultad que tiene para contenerse.

 

3.- Causas de la incontinencia urinaria canina

Lo normal es que se produzca al tener la vejiga mal, cuando los perros son muy adultos, debido a:

  • Un desequilibrio hormonal.
  • O por un pequeño trastorno en la próstata.
  • O bien por una alteración de los nervios de alrededor de la vejiga.
  • Por tener alguna fístula ureterovaginal.
  • Debido a una disfunción en el esfínter uretral.
  • O por una infección del tracto urinario.

 

La incontinencia en perros puede ser síntoma de una infección urinaria.

 

Otras posibles causas son:

  • Como consecuencia de una cistitis, sobre todo en hembras.
  • Por un trastorno adquirido a causa de la castración, aunque por lo general, no presentan ninguno, pudiera darse alguna excepción. No obstante si ésta fuera la causa, tranquilos, será algo temporal, ya que los perros son inteligentes y aprenden de nuevo a controlar su musculatura urinaria al poco tiempo.
  • Si el perro ha sufrido una situación de alto estrés. Aquí la incontinencia puede considerarse un problema leve. Aún así, no nos fiemos, podría esconderse una pequeña infección o un problema de vejiga que dará la cara más adelante.
  • La obesidad.
  • Podría ser síntoma de otra enfermedad, por ejemplo, si es derivada de un consumo de agua excesivo, pudiera tener diabetes mellitus (enfermedad renal) o un hiperadrenocorticismo (llamada también “Enfermedad de Cushing”) provocada cuando las glándulas suprarrenales emiten una sobreproducción de hormonas.
  • Es raro, pero si el perro es jovencito, pudiera ser un síntoma de un subdesarrollo de la vejiga u otros defectos de nacimiento. El veterinario a través de rayos X o de ecografías determinará si estamos en este caso.

Consejos sobre incontinencia en perros

4.- ¿Qué debo hacer si mi perro tiene incontinencia urinaria?

Como hemos visto, detrás de esta disfunción puede haber muy diferentes causas. Por ello, lo primero que debes de hacer es consultar con tu veterinario, que es siempre el encargado de realizar el diagnóstico y de tratar de determinar su causa.

  • Los machos no suelen estar afectados por la incontinencia urinaria canina, por lo que necesitan ser evaluados cuidadosamente para saber si hay una enfermedad uretral, de próstata o de vejiga.
  • Cuando ya son “ancianitos” necesitan ser examinados a fondo para determinar posibles infecciones de vejiga, piedras o cáncer.
  • Los perros machos o hembras, jóvenes, que desarrollan de la misma forma incontinencia cuando tienen menos de 1 año de edad siempre deben ser evaluados por si tuvieran anomalías en su desarrollo.

Y ya en casa, recomendamos:

  • Apilar mantas o toallas limpias en el lugar favorito donde duerme tu perro, o poner almohadillas impermeables debajo de su ropa de cama para absorber cualquier humedad.
  • Si no tienes Pipopet, pasear con el perro más frecuentemente, incluyendo a primera hora de la mañana y poco después de que se despierte de la siesta.
      • Si lo ves necesario, usa pañales para perros.
      • Proporciónale una higiene adecuada para evitar cualquier tipo de infección de piel añadida.
  • Si tienes Pipopet, sin duda te va a ayudar mucho tener el inodoro para perros en casa, ya que tu perrito, probablemente al tenerlo a mano, no manchará otros lugares de la casa y sentirá ese alivio inmediato, sin necesidad de salir a la calle.
  • Puedes aplicarle el tratamiento tópico que te hayan recomendado dentro de él, así te será más fácil.
  • En cualquier caso, debes estar muy pendiente del estado de tu “bichito”, ya que si hubiera infección se puede acelerar rápidamente, especialmente en perros de edad avanzada.

 

5.- Tratamiento para la incontinencia urinaria en perros

IMPORTANTE: Este post es informativo simplemente para que conozcas el alcance de esta disfunción. En Pipopet no tenemos la facultad de recomendarte ningún tipo de tratamiento. Te aconsejamos que lleves a tu perro al veterinario en caso de que se presente algún síntoma o malestar de esta enfermedad.  Eso sí, es aconsejable que tengas un inodoro para perros dentro de tu hogar, para tu comodidad y para la de tu animalito.

El tratamiento de la incontinencia es a base de fármacos. El veterinario será el que decida sus dosis y pautas de uso. La mayoría de los perros responden correctamente al tratamiento con estrógenos, que consiste en aumentar la sensibilidad de los receptores de cierre en la uretra.

Otro tratamiento recomendado es la fenipropanolamina. Se trata de un medicamento no hormonal que fortalece el esfínter uretral que es el encargado de controlar el flujo de la orina. Un porcentaje de perros con incontinencia urinaria reaccionan de forma muy positiva a la fenipropanolamina.

Se han utilizado igualmente inyecciones de colágeno, obteniéndose buenos resultados.

Por último, hay casos muy concretos, donde se recurre a la cirugía si la medicación no lo soluciona. Probablemente la incontinencia la produjeron piedras en la vejiga.

RECUERDA: Es muy importante acudir al veterinario cuando aparecen los primeros síntomas de incontinencia. El facultativo revelará si la incontinencia es una señal de alarma ante un problema de mayor gravedad o se trata simplemente de algo pasajero.

Estamos convencidos de que con Pipopet el riesgo es menor debido a la higiene que les proporcionamos al hacer sus necesidades dentro del hogar.

Incontinencia en perros
Vota el contenido
No hay comentarios

Escribe un comentario

Pin It on Pinterest

Share This